¿Por qué me enamoré de la investigación en México?

La imagen más icónica que llevo en mi mente es la del volcán más imponente de México, resaltando entre una cama de nubes, tapando el sol, en un amanecer. Verlo desde un avión a 11 mil pies de altura, me causó un gran impacto porque, representaba el comienzo de una nueva etapa en mi vida, con muchas oportunidades, y que coincidiera con el amanecer, hacía que tuviera aún más simbolismo.

Venir a México sin dudas fue de las cosas más importantes que hasta ahora había hecho, no solo por el hecho de realizar mi tesis de licenciatura con un tema que captaba toda mi atención, sino también por conocer esta grandiosa nación, su gente, cultura y sobre todo su aclamada gastronomía.

Cuando comencé mis experimentos comprendía muy bien su importancia, tanto para el campo de la ciencia como para el beneficio de México. Comencé con la creación de compósitos para su aplicación en componentes o piezas que se expondrían a condiciones oceánicas poco favorables, tales como: la salinidad, el viento y seres vivos, para el aprovechamiento en energía del océano. Estos compósitos creados a partir de Policarbosilano (PCS), un polímero que ya se había empleado como precursor precerámico, deberían resistir la corrosión y serían sustitutos de algunas piezas metálicas que fácilmente se oxidarían en esos ambientes.

BlogPic1
Trabajando en el laboratorio

Su creación consta de cuatro pasos, molienda de aditivos, como el Grafito y Aluminio, preparar las soluciones de PCS, combinar el grafito y aluminio con la solución del paso anterior y el calentamiento en hornos que alcanzan temperaturas muy altas, el objetivo es la síntesis de Carburo de Silicio (SiC).

Pero la parte más interesante comienza cuando observas si este compósito es útil para el objetivo en mente, primero debe ser muy denso, para probar esto se usaba el método de Arquímedes, segundo su dureza, se probaba con equipos de Microdureza, tercero su estructura y composición, se analizaba en un Microscopio electrónico de barrido, se tomaban algunas imágenes con este equipo, y con el espectrómetro Raman se caracteriza la estructura de este material.

El camino no fue tan fácil, para poder obtener un buen compósito, fallé varias veces, pero cada vez que obtenía un compósito fracturado, pensaba en las miles de cosas que podía cambiar y eso sin dudas me motivaba en vez de desanimarme. También la especial ayuda de mis compañeros Adalid Olivares y Brianda Cruz, y todos los miembros del Grupo GRINAER, que me brindaron confianza y estaban siempre listos para ayudarme en lo que necesitara.

BlogPic2
Microestructura de mis compósitos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: